martes, 30 de abril de 2013

Trébol trail 2013 (18km, 1000 d+)

Primera carrera de la temporada, nueva y demasiado corta para mí, solo 18km de ná con 1000 metros de desnivel positivo. Esta no es mi guerra pero justamente por eso me planté en la salida sin ninguna presión y simplemente con el objetivo de disfrutar siendo competitivo otra vez.

La carrera consiste en subir tres veces el cerro del Telégrafo por tres vertientes muy distintas entre sí, así que tres subidas y tres bajadas, a por ello.

Uno de los puntos que me atrajo de esta carrera es que la organización ha aprovechado para enlazarla con una causa solidaria y es que para recoger el dorsal había que entregar 1kg de comida para el banco de alimentos, no nos cuesta nada y encima ayudamos, ¡pues olé!.
En la salida hace mucho frío (sensación térmica según aemete -1º) y pienso salir forrado de capas, pero al final decido pasar un poco de frío mejor que un poco de calor. Acerté saliendo en manga corta y con los manguitos (por si teníamos que nadar algo, jeje).

Ambientazo en la salida y ¡zas! Salimos, primer kilómetro por asfalto hasta salir del pueblo, me coloco en el segundo grupo detrás de los de cabeza y que sensación tan maravillosa cuando ya en el primer kilómetro sientes que vas bien, que hoy la máquina responde y que tienes fuerzas para tirar hacia arriba.

Primeras subidas, bien, corro en todas y ya vamos en fila de a uno, tomando distancia. Voy con un triatleta que me aprieta en las subidas, pero veo que lleva zapas de asfalto así que pienso “o baja muy bien o a este me lo zampo  en cuanto haya dos piedras en el camino”, y así es, me deja un poco en la subida, pero en cuanto empezamos la bajada, la menos técnica de las tres, le paso como un cohete y a dar caza al siguiente.
Después de primer avituallamiento vamos por una zona de sube-baja donde me noto muy bien, voy con otro corredor al que le meto bastante distancia en este tramo sin forzar, lo que me da muchos ánimos, además me voy acercando poco a poco a “Rafa”, Rafael Martín, gran corredor y además del pueblo donde se celebra la prueba, con lo que el público le lleva en volandas.

Llegamos por segunda vez a lo alto del cerro y empezamos la segunda bajada, llevo a Rafa a diez metros, pero no termino de enlazarle cuando de repente en mitad del bosque no veo marcas de la carrera… mal, nos hemos perdido, así que le digo como si fuera colega de toda la vida, “Rafa!!¡ No veo marcas! Tú que eres de aquí, ¿pá donde es?” a lo que me dice: “¡mierda! es verdad, por allí y bajo a todo trapo detrás suyo.
Viene una bajada muy técnica en la que me empieza a doler las abdominales laterales cuando intento forzar un poco, pero Rafa y yo estamos cogiendo a un grupo que va delante de unos 4 corredores e intento tirar todo lo que puedo, aún así me duele y no les cojo.

Empezamos la última subida al cerro, muy técnica, andando todo el rato y veo al grupo a menos de 100m, me acaban de decir que voy 7º, lo que me anima mucho, además en un repecho especialmente empinao, me pongo a contar los que van delante y veo que el grupo es de 5, por lo que tengo el pódium ¡a la vista! Así que a la caza.

En esta subida recorto pero no les cojo, empezamos la bajada y no puedo forzar todo lo que quisiera, aún así no se me van. Llegamos al último avituallamiento y última bajada, esta quiero bajar a degüello, y así me va, empiezo y ¡zas!, tropezón y me veo en el aire, justo ahí pienso, “seré gilipollas, menuda hostia guapa me voy a dar” y en estas aterrizo. Me paro un segundo y no me puedo creer que no me duela nada, ¡he caído en blando! ¡El único blando que hay en este mar de rocas! Así que me levanto y para abajo.

La primera parte de la bajada es muy técnica, yo creo que es el peor sitio por el que he bajado quitando la bajada del collado de Ballibierna en la antigua vuelta al Aneto. No me he hecho daño en la caída pero no bajo con confianza y voy pensado que 7º está muy bien y que se maten otros. La segunda parte de la bajada es más corrible, con piedras pero por sendero y aquí sí aprieto todo lo que puedo, aún así ya voy cascao y quiero llegar.

Mucho público en esta última parte de recorrido, me van animando “vamos chaval, que vas 7º”. Último kilómetro en asfalto, horrible, se me hace muy largo, hasta que huelo a meta y intento hacer los últimos 500 metros dignamente. Mucha gente a la llegada y el del micro felicitándome por esta 7º plaza y diciendo mi nombre al entrar, mola.


Así que termino muy contento, sobre todo por las sensaciones en carrera, me he movido en ritmos altos y delante, saliendo sin complejos. A mejorar, no iba del todo bien en las subidas, me falta un poco de fuerza, lo de las abdominales en las bajadas no se que puede ser, pero intentaré reforzar la zona para poder forzar ahí en carrera y por lo demás muy contento para ser la primera de la temporada, seguimos poniendo buenos cimientos para los próximos objetivos, Cross tres Refugios y Maratón Alpino madrileño.



 En la feria de trail estubieron los amigos de SOS HIMALAYA siguiendo adelante con el sueño de Iñaki Ocho de Olza, un mozo que estoy seguro el domingo hubiera disfrutado de lo lindo corriendo por el monte.

viernes, 26 de abril de 2013

Crónica del Campus trail de Ultrarun



Son poco más de las ocho de la mañana y ya estamos perdidos con el coche por las calles del Escorial. En un cruce nos encontramos con Luis R. que tampoco sabe muy bien donde es y tras dos amagos lo conseguimos, menudo hotelazo, empezamos muy bien.

Venimos preparados para el “entrenamiento lipídico”, consistente en salir a correr sin desayunar para activar el metabolismo de grasas y primera sorpresa al entrar, les pillamos a los participantes ¡DESAYUNANDO!  Menos mal que los de Raidlight lo sabíamos y hasta Sergio F. aparece con tres churros en la mano, jeje.

Tras la toma de contacto pasamos a ver el distinto material que han traído las marcas y en especial Raidlight que, por cierto fue la que más se estiró, trayendo ropa, mochilas, zaspas, accesorios… mientras que North Face trajo las Hyper track Guide y La Sportiva con las Raptor que tuve el placer de probar. Yo me voy directo a la Olmo 5l, Luis a la de 12L y Carlos coquetea con el nuevo pantalón/malla Performer. ¡Qué buena pinta tiene todo! ¡Pero hay que probarlo así que nos cambiamos y a correr! 

Antes de salir saludamos a los otros miembros del team, Héctor que se ha acercado estando lesionado! Chapó! Santi y Sergio G con los que compartiremos entreno.

Ya en la salida el ambiente en brutal, risas, coñas y buen rollo entre todos por igual. Sin duda me quedo con esto, poder compartir unos kilómetros con un grupo de gente que le apasiona  correr por el monte tanto como a ti y encima con varios cracks de la talla de Zigor, Salva, Sergio… una experiencia para recordar.
Empezamos a subir y las conversaciones giran siempre en torno al trail. Que si las zapas de North face son para asfalto, esto lo dicen los cabrones del Raidlight claro, que si las de Sportiva son las “raptor” las de Raidlight son las “tractor”, esto los cabrones de The North Face claro jeje, y así vamos subiendo el monte Abantos casi sin enterarnos.

En la cima, más risas, y muchas fotos, casi nos hicieron un book, para recordar el momento, hasta grabamos algún vídeo que Luis R. tiene que montar jeje, pero lo mejor estaba por llegar. 

Empezamos a bajar y mientras que vamos por pista todo normal, pero cuando nos metemos en un camino un poco más técnico… Yo voy bajando con Luis de risas cuando nos pasa Zigor a tumba abierta y claro no siempre tienes la oportunidad de tirarte detrás de un corredor de esa categoría  así que junto con Carlos L. vamos detrás de él a toda leche, nunca he bajado tan rápido, de verdad que mi concepto de bajar rápido en una carrera ha cambiado radicalmente… le digo a Zigor que no me vacile que así no bajan en el Mont Blanc a lo que me contesto “yo tengo que recuperar bajando lo que pierdo subiendo”, así que le creemos. Así dandole arreones llegamos en poco tiempo abajo donde en una terracita al sol nos recuperamos de las emociones hablando como no de zapas de trail, pesos… etc. Qué gran oportunidad de compartir una bajada así con uno de tus referentes en esto de correr por el monte, un auténtico placer!

Nos despedimos de Luis y tras comentar con Salva la nueva edición del Trail del Aneto nos espera la charla de “psicología deportiva” a la que Carlos Ultrarun tuvo la amabilidad de invitarnos a los que solo íbamos al entreno.

La charla me pareció interesante, pero creo que había demasiado contraste entre el público, ya que no ven igual las carreras gente como Zigor, Salva, Sergio… a gente que había allí bastante más novel. De todas maneras Carlos y yo no vimos el final ya que antes de la charla oímos que Zigor tenía que coger un autobús en Madrid y nos ofrecimos a llevarle en coche y así evitar otro viaje más en tren. 

Un lujazo compartir viaje de vuelta con alguien como Zigor, una persona muy cercana y con la que estuvimos hablando y riendo todo el viaje de vuelta. Tras perdernos un poco, conseguimos llegar a la estación y allí nos despedimos. Termina una gran mañana de trail en una compañía y con un ambiente de ¡lujo!


Desde aquí dar las gracias a Carlos Ultrarun por invitarnos a compartir esta mañana de trail, a las marcas por ceder el material, hay que confiar mucho en tu material para dejarlo probar a los corredores, a Mayayo desde carrerasdemontana.com y a Francisco García "Lucanux" por las fotos, pero sobretodo a los corredores populares y profesionales por el buen ambiente que hubo toda la mañana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...